Boda Bea y Pablo

Toledo, Castilla La Mancha
Reportaje de boda

Bea y Pablo son un ejemplo de lo que nos gusta de la fotografía y video de bodas: naturalidad, amor y felicidad.

Nos regalaron un precioso día de boda en Finca Malpartida, que empezó con la preparación de la novia en uno de los patios interiores. La acompañaban sus padres y amigas, que no pudieron evitar soltar más de una lágrima. ¡Y es que hasta nosotros nos emocionamos con Bea!, es puro amor. Mientras tanto, Pablo se preparó en el Parador de Oropesa acompañado por su madre. Ellos también tuvieron momentos muy especiales, como esa carta que Bea le había dejado para él.

Después, tuvimos la suerte de ser testigos de toda la emoción que se vivió y el cariño que recibieron durante toda la boda, especialmente en la ceremonia civil. Donde hubo muchas palabras bonitas para la pareja. Y además de sentimiento, ¡todo esta precioso!. La decoración floral por parte de Loretan Blai y los detalles de papelería por Invitarte, eran la guinda del pastel.

Y como no, ahí estábamos en el momento justo del atardecer. Siempre nos gusta aprovechar esos últimos rayos de luz para fotografiar a la pareja y reflejar toda la emoción que sienten en ese momento. Solo hay que ver sus miradas.

A continuación, toca el momento del cóctel. Nos quedamos impresionados por el cuidado y la estética de Cardamomo Catering, destacado a Sofía, que siempre estaba atenta a todos los detalles y cuidaba con mucho cariño a los novios. Fue un placer poder toparnos con un equipo de proveedores tan geniales como los de esta boda. Finalmente, tras una cena llena de regalos y entregas de ramos, tocaba el deseado momento de la fiesta gracias a Dándote Ritmo.

¡La historia de Bea y Pablo no ha terminado! Nos queda su sesión postboda en Toledo.