Preboda Bea y Abel

Toledo, Castilla La Mancha
Sesión Preboda

“En un lugar de la mancha de cuyo nombre no quiero acordarme…”

Consuegra era el paisaje perfecto para la sesión preboda de Bea y Abel. La posición estratégica de los molinos nos ofreció un atardecer de verano sin interrupciones, una vista 360 grados del campo manchego  y por supuesto el viento necesario para ofrecernos naturalidad y movimiento a todas las fotos. Las puertas desgastadas respiraban artesanía y las paredes blancas al atardecer junto al look ibicenco de los novios daban sensación de costa a kilómetros del mar, algo que aprovechamos entre historia de molinos y castillos. En cuanto a Bea y Abel pudimos disfrutar de toda su complicidad mediante poses, risas y algún que otro baile con los que poder reflejar un paseo veraniego en pareja frente a un lugar idílico de la España profunda.

Gracias por todo chicos, ¡a disfrutar!