Bodas reales

Buscamos la naturalidad, realidad y el amor que se respira ese gran día. Además, deseamos mostraros tal y como sois. Sin posados forzados y anticuados, ni situaciones preparadas. Porque queremos transmitir vuestra boda de forma narrativa y moderna, recopilando todos esos momentos emotivos y únicos con vuestra familia y amigos. Creando un reportaje fotográfico y videográfico de boda que refleja lo que será el mejor día que viviréis juntos.

Por otro lado, en las sesiones preboda y postboda desatamos todo nuestro espíritu aventurero. Para nosotros viajar no supone ningún problema, es más, os motivamos a realizar esta sesión en un lugar especial para los dos. ¡Da igual donde sea! Esa playa que visitáis todos los años. Ese árbol que presenció vuestras primeras citas. Ese lugar al que siempre habéis soñado ir juntos. Bailar y gritar al mundo que os queréis en un paisaje desértico… Porque no vemos mejor ocasión para disfrutar juntos de un lugar increíble que recordaréis gracias a la fotografía.

Nos gusta cuidar hasta el último detalle. Desde el primer contacto en el que queremos conocer todo sobre vosotros. Hasta el resultado final del reportaje, entregado en un packaging muy especial al que ponemos mucho mimo y cariño.

Ambos nos sentimos afortunados de poder ser testigos de cómo una pareja declara su amor al mundo. Y de muchas bodas creamos vínculos muy especiales con parejas maravillosas que nos han hecho sentir como en casa. Por lo que no hay mejor satisfacción para nosotros que unos novios felices al ver el resultado de nuestro trabajo.

Amamos el arte de contar historias.

¡HAGAMOS ALGO INOLVIDABLE JUNTOS!